Inicio Latinoamérica Periodista Michael Fumento se encuentra detenido en Colombia

Periodista Michael Fumento se encuentra detenido en Colombia

516
0
Compartir
Periodista Michael Fumento se encuentra detenido en Colombia

El periodista estadounidense, Michael Fumento, corresponsal de Canadá Free Press se encuentra detenido en la cárcel Modelo de Bucaramanga, en el Departamento de Santander – Colombia. El columnista ha sido acusado por la Fiscalía de los presuntos delitos de incendio y tentativa de homicidio.

Según el organismo, Fumento lanzó una bomba o cóctel molotov a una vivienda en el barrio Cañaveral, en el municipio Floridablanca de este departamento, provocando un incendio. Asimismo, las autoridades aseguran que previamente habría intimidado a un ciudadano con una arma neumática.

El presunto hecho ocurrió el pasado primero de abril, alrededor de las 4:30 de la madrugada y el acusado fue capturado por la Policía Metropolitana de Bucaramanga en el lugar. El general Manuel Antonio Vásquez, comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga (Mebuc), señala que la investigación se encuentra todavía en curso, pero asegura que las pruebas soportan conversaciones amenazantes entre el periodista y el arrendatario de la vivienda.

“Ya la investigación se encuentra con unas evidencias (…) Hay amenazas que se soportan por conversaciones vía correo electrónico”, explicó en comandante de la Mebuc.

No obstante, Canadá Free Press, publicó un comunicado en el que aseguran que el columnista se encuentra detenido en condiciones precarias, bajo acusaciones “inventadas” y que sus derechos fundamentales han sido violentados.

Asimismo, el medio señala que a Fumento se le ha negado la fianza desde su detención y no tiene acceso a los medicamentos recetados incluido clonazepam, una benzodiacepina cuya interrupción abrupta se ha relacionado con la psicosis, la ideación suicida, el estado epiléptico y la muerte.

Hasta el momento, la embajada de Estados Unidos en Bogotá tampoco ha intercedido por el periodista, ni ha enviado delegaciones al lugar para constatar la situación, pese a que su ley establece que cualquier ciudadano estadounidense detenido en el extranjero, debe ser visitado dentro de las 48 horas siguientes a su arresto.

De acuerdo con declaraciones del Dr. Patrick Hahn, amigo de Fumento y único que ha podido hablar con el periodista desde su detención, “los problemas de Michael comenzaron el domingo de Pascua cuando un hombre armado con un cuchillo lo atacó en las calles de Bucaramanga. La policía llegó y arrestó a Fumento”.

“Fue llevado ante un juez y acusado de arrojar un cóctel Molotov en una casa propiedad del padre del agresor que empuñaba el cuchillo. El lanzador de bombas fue descrito por los testigos solo como “un hombre vestido con jeans azules”. Michael fue acusado de incendio intencional e intento de asesinato” asegura Hahn, quien ha intentado comunicarse con la embajada estadounidense sin éxito.

Investigación en curso

Durante la audiencia realizada en el Centro de Servicios Judiciales de Bucaramanga, se conoció que el periodista vivió un tiempo en la ciudad, pero tuvo que regresar a su país.

Según la investigación, Michael Aron Fumento les pidió a conocidos que le arrendaran una habitación en Cañaveral para guardar unos muebles. La idea era venderlos para recuperar la inversión.

De acuerdo con el relato de la Fiscalía, pasaron varios meses y los enseres no fueron vendidos, así que el dueño de la casa le cobró el dinero del arriendo al periodista, pero al no recibir el pago, vendió los muebles.

La situación habría enfurecido a Aron Fumento, quien presuntamente habría amenazado al propietario de la vivienda con asesinarlo a él y a su familia. Lo hizo a través de correos electrónicos y llamadas. La víctima decidió denunciarlo ante la Fiscalía, asegura un informe de las autoridades.

Michael Fumento es autor de varios libros, entre ellos The Myth of Heterosexual AIDS y The Fat of the Land. Asimismo, fue reportero de guerra con las tropas de Estados Unidos en Iraq y Afganistán.

Detenido presidente de Oxfam en medio denuncias de abusos sexuales contra la ONG

Comments

comments