Inicio Canadá Mujer pierde su empleo por racista

Mujer pierde su empleo por racista

1662
0
Compartir
Por racista perdió el empleo

Una mujer fue despedida de su trabajo después de que un video de una disputa racial entre ella y lo que parece ser un grupo de cuatro hombres en un restaurante de Lethbridge, se volviera viral en las redes sociales.

“Bien, cierra tu j***da boca entonces, porque ya sabes, estás tratando con una mujer canadiense en este momento y saltaré sobre la mesa y te golpearé en tu p**a boca”, dice la mujer al comienzo del video.

“Tú eres la que comenzó”, se puede escuchar a un hombre decir en respuesta.

El video de cinco minutos y 14 segundos fue publicado el martes por la noche y fue visto más de 120,000 veces al mediodía del miércoles. Muestra a las dos partes discutiendo de un lado a otro, con la mujer acusando a los hombres de “no ser canadienses”.

Los dos lados están sentados en cabinas contiguas y la mujer se levanta varias veces, amenazando con golpear a los hombres. “Vuelve a tu p**o país, no te necesitamos aquí”, dice ella.

“No importa, todos somos canadienses”, responde un hombre. “Todos somos iguales, eres un ser humano, soy un ser humano”.

“Habla inglés o no hables para nada”, se le puede oír decir. En el video, se escucha que los hombres dicen que van a llamar a la policía. No obstante, un mensaje en las redes sociales asegura que cuando llegaron los agentes, a ellos se les pidió abandonar el restaurante.

Monir Omerzai, el hombre que filmó el video, dijo que “ella no debería juzgar a las personas por su color. No debería salir y sacarlo con alguien más”, indicó. “Deberías conocer gente antes de juzgarlos”.

El ciudadano canadiense de 26 años, dijo que nunca había experimentado algo como esto en los 13 años que ha vivido en el país. El video fue filmado el 21 de abril y se desconoce con exactitud qué desencadenó la disputa.

“Ella comenzó a mirarnos así, simplemente dijimos ‘¿Está todo bien?’ o ‘¿Hay algún problema?’ Desde allí comenzó a irse. Nos reíamos y hablamos en nuestro propio idioma… pero obviamente no estábamos diciendo nada sobre ella “, dijo Omerzai.

Omerzai explicó que cuando llegó la policía, se les pidió a ambas partes que abandonaran el restaurante. Él le dijo a la policía que había grabado el altercado y le preguntó a los agentes si su discurso de odio era ilegal, a lo que los funcionarios indicaron que no.

 

Mal manejo de la situación

El joven considera que la reacción del personal del restaurante no fue la correcta y que la situación no se manejó de manera adecuada. “No estoy contento con la camarera, ella se disculpó con la dama en lugar de venir a nosotros” señala, alegando que la gerencia ni siquiera escuchó su versión de los hechos antes de echarlos.

Por su parte, el gerente de Denny’s, el restaurante donde ocurrió el incidente, argumenta que el encargado del local siguió el protocolo. En un comunicado la compañía declaró que estaba preocupada por el incidente y que no toleran la discriminación.

“Nuestros gerentes están capacitados para intervenir con huéspedes problemáticos en este tipo de situaciones. Según nuestra investigación interna inicial, parece que nuestro gerente siguió el protocolo adecuado, pero no pudo reducir la situación y, por lo tanto, se contactó con la policía local”, señala el comunicado.

Nos disculpamos y lamentamos que nuestros huéspedes hayan tenido que soportar el terrible comportamiento de este cliente y continuaremos trabajando con funcionarios locales en su investigación de este incidente”.

Arrepentida

En una entrevista con Lethbridge News Now, la mujer, que se identifica como Kelly Pocha de Cranbrook, B.C. admitió que sus comentarios fueron racistas, pero dice que fue provocada y que sus acciones no son indicativas de quién es en realidad.

La mujer dijo que la discusión comenzó cuando los hombres “empezaron a hablar en su propio idioma” y comenzaron a reír, por lo que pensó que se estaban burlando de ella. No obstante, explicó que se arrepiente de sus palabras y que si pudiera “regresar el tiempo” lo haría.

La situación no mejoró para Pocha, cuando su empleador, Cranbrook Dodge, publicó en Facebook el miércoles por la tarde que ella había sido despedida.

“Estamos profundamente preocupados por el contenido de este video y queremos que todos nuestros amigos, familiares, colegas y clientes sepan que este comportamiento no refleja los valores de Cranbrook Dodge de ninguna manera”, escribió la compañía. “El empleado en cuestión ha sido despedido y nos disculpamos profundamente por sus acciones”.

Posteriormente, la empresa eliminó la publicación y borró el perfil de empleado de Pocha del sitio web de la compañía.

Comments

comments