Controversias terminan con el romance de Justin Trudeau y Canadá

    816
    0

    A pesar de los escándalos y críticas negativas que giran en torno a su mandato, el primer ministro, Justin Trudeau, ha logrado superar su primer año de gobierno con un nivel de aceptación considerable. Sin embargo, muchos expertos afirman que se terminó su romance con Canadá.

    Según informes de gestión, el actual gobierno liberal ha sido el menos productivo en las últimas dos décadas. La administración de Trudeau no ha logrado aprobar ni la mitad de los proyectos que llevó a cabo la anterior administración conservadora durante el mismo periodo de tiempo.

    Durante su campaña, el actual  Primer Ministro de Canadá presentó proyectos interesantes sobre estrategias para enfrentar el cambio climático y reformas al sistema de salud canadiense, no obstante, opositores y críticos a su gobierno consideran que solo eran “acrobacias políticas” para ganar las elecciones.

    Los escándalos en los que se ha visto involucrado y su personalidad mediática, han ocasionado que se esté creando una imagen negativa del Primer Ministro y que muchas personas consideren que no está invirtiendo el suficiente tiempo en lidiar con los temas importantes para el país, como la economía, el ejército y la migración.

    Bonos por acceso

    El escándalo más reciente en que se ha visto envuelto Trudeau, se basa en la denuncia que realizaran el partido Conservador y el Partido Nueva Democracia Canadá, acusando al mandatario ante la Comisión Ética de estar cobrando por dar “acceso privilegiado” a su gabinete y a sí mismo.

    Aunque los rumores al respecto llevan escuchándose desde pasado mes de octubre, la información tomó relevancia luego de que dichos partidos hicieran la denuncia formal. En principio, los acusadores se basan en que el Partido Liberal, vendía bonos en eventos de ciudadanos adinerados, que podían costa más de 1000 dólares, sin que quedara muy claro lo que se ofrecía a cambio de estos bonos.

    Asimismo, muchos críticos consideran que todo el tema se confirmó, al menos tácitamente, cuando un multimillonario británico aseguró a varios medios de ese país, haberle exigido a Trudeau que autorizara las inversiones chinas en el desarrollo inmobiliario y justo en ese momento, el Gobierno canadiense se encontraba analizando una oferta comercial de China.

    Por su parte, la Comisión de Ética anunció que investigaría las quejas al respecto y de ser necesario interpelaría al mandatario una justificación sobre el tema. No obstante, Trudeau ha negado rotundamente estas acusaciones y expresó: “Nuestro compromiso es mostrar los niveles más altos de estándares éticos, y eso es exactamente lo que estamos haciendo”.

    Relación con los Castro

    Al morir Fidel Castro, Justin Trudeau lo calificó como “extraordinario” y un “líder de toda una vida que sirvió a su pueblo”, esto provocó numerosas críticas y hasta burlas en todo el continente, ya que el exmandatario cubano era considerado como un dictador.

    Asimismo, muchos críticos y analistas consideraron la declaración de Trudeau como exagerada y parcial, debido a que ignoraba las acusaciones de abusos a los derechos humanos y represión política que pesaron sobre el líder cubano durante toda su vida.

    En su mensaje de condolencias, Trudeau expresó sentir “profunda pena” después de conocer “la muerte del presidente que gobernó Cuba durante más tiempo”. Además, añadió: “Fidel Castro fue un líder de toda una vida que sirvió a su pueblo durante casi medio siglo. Legendario revolucionario y orador, Castro hizo importantes mejoras en la educación y el sistema de salud de su nación isleña”.

    De igual forma, el Primer Ministro menciona en su mensaje el carácter controversial que la figura del “comandante” Castro representaba, pero aseguró que tanto simpatizantes como detractores lo admiraban.

    Bien es conocida la afinidad que tenía el difunto padre del Primer Ministro con los Castro. Pierre Trudeau, según su hijo, se sentía orgulloso de considerarlo “su amigo”. La relación era tan estrecha, que incluso, cuando falleció Pierre, Castro fue uno de los que llevaron el féretro en su funeral.

    La controversia generada por estas declaraciones, deterioró considerablemente la imagen que el Primer Ministro había formado hasta el momento. El desagrado que causó el hecho fue tan significativo que días después, durante una cumbre de países francófonos en Madagascar, Trudeau para tratar de acallar el escándalo expresó: “Ciertamente fue una figura polarizante y ciertamente había preocupaciones sobre los derechos humanos. Eso es algo en lo que soy abierto y que ya subrayé”.

    Celebridad mediática

    A Trudeau le encanta llamar la atención y los medios de comunicación son su forma favorita de crear controversia, o al menos de mantenerse visible públicamente. Desde antes de haber sido elegido primer ministro, ha sabido transmitir en cada momento una imagen llamativa.

    En 2012, acudió como invitado al programa de Dany Turcotte y durante la entrevista se besó con el presentador. Esto generó revuelo en las redes sociales. Posteriormente, en otro programa protagonizó un sketch en el que caía rodando por unas escaleras.

    Ese mismo año, Justin Trudeau se enfrentó en el cuadrilátero con Brazeau, del partido conservador en un combate benéfico. A pesar de que las apuestas apuntaban a que ganaría Brazeau, Trudeau lo venció en tres asaltos, dejándole la nariz de su rival como un tomate. Brazeau le pidió la revancha, pero Justin, contestó que no era boxeador, sino político. La experiencia fue recopilada en el documental God saves Justin Trudeau.

    En 2013, nuevamente haciendo alarde de sus propósitos benéficos, fue protagonista de un stip tease. Aunque realmente no se desnudó completamente, solo se despojó de camisa y corbata, las mujeres que asistieron al evento ofrecieron cuantiosas donaciones por ver al Primer Ministro ligero de ropa.

    En pro de la marihuana legal

    Desde su campaña, Trudeau expresó su acuerdo con la aprobación de la legalización y regulación de la marihuana. Este tema es uno de los más controvertidos de su gestión y cuando el mismo reconoció, haber fumado porros cuando ya era miembro del parlamento el escándalo fue grande.

    “Estábamos en casa, en una cena con amigos, y los niños estaban en casa de su abuela, y uno de nuestros amigos lió un canuto y lo pasó. Le dí una calada” declaró el Primer Ministros, aunque alega que no es fumador habitual, lo ha probado en varias ocasiones en su vida.

    Para muchos expertos en política, la “luna de miel” entre Trudeau y Canadá se acabó a tan sólo un año de su mandato, los múltiples escándalos y promesas sin cumplir han calado en lo que fue un hermoso romance.

    De acuerdo a un informe publicado por la firma Nanos Research, la opinión positiva de los canadienses sobre el Primer Ministro está por debajo del 60{85db668b0f501e45db51c03e911509520c47fa73ba3d2725b4a2b675de9388a7} a lo que respondieron los encuestados en 2015.

    Comments

    comments

    Artículo anteriorConference Boar: este será un mejor año para la economía canadiense
    Artículo siguienteChile es el país con más sobrepeso de Latinoamérica