Abogado de mujer que trató a su hijo con remedios herbales: Estaba haciendo lo mejor que pudo

    538
    0

    Ryan contrajo una infección por estreptococo y además presentó meningitis, neumonía e ictericia.

    Mientras ofrecía sus argumentos finales en el juicio penal, el abogado defensor de una mujer de Calgary que trató a su hijo moribundo con remedios herbales, manifestó que ella “estaba haciendo lo mejor que pudo”.

    La incriminada de negligencia criminal, Tamara Lovett, de 47 años, es acusada de la muerte de hijo Ryan Alexander Lovett, debido a que no proveyó los cuidados médicos necesarios para preservar su vida.

    Para el momento de su fallecimiento en marzo de 2013, Ryan tenía siete años de edad. La muerte del pequeño vino luego de contrajera una infección por estreptococo que lo mantuvo en cama durante 10 días y que además, le produjo meningitis, neumonía e ictericia.

    De acuerdo a los testimonios, Tamara Lovett le dio a su hijo un té de diente de león y aceite de orégano en lugar de los antibióticos que ameritaba.

    El abogado de Lovett, Alain Hepner, durante su presentación final manifestó que no hay duda de Tamara era una madre cariñosa que hizo todo lo que pudo por su hijo, sin embargo, realmente se dio cuenta demasiado tarde de lo enfermo que estaba Ryan.

    Esta noticia también le puede interesar: Fuerza Aérea compró 16 aviones para misiones de búsqueda y rescate

    De esta manera, Hepner indicaba que Lovett creía que el niño sólo tenía un resfriado o gripe. No obstante, la representante del Tribunal Real de Justicia, Kristine Eidsvik, lo interrumpió.

    ¿En serio está sugiriendo que no era su obligación llevarlo en ese momento a un médico?» objetó Eidsvik. Ella admite en ese punto, que el niño no podía ponerse de pie, presentaba dolor en la ingle, fiebre y que el brazo está inflando, refutó.

    Ante las interrogantes, Hepner respondió: «Ella estaba haciendo lo mejor que pudo en ese momento.»

    Sin embargo, Eidsvik manifestó que el tribunal debe determinar en qué punto un padre objetivamente razonable habría llevado al niño a un médico. «Ã‚¿No se tiene el deber de ir allí y conseguir un chequeo?» añadió.

    Precisó que no hay cómo justificar que un padre automedique a su hijo con enfermedades infecciosas, ya que su deber es acudir a un especialista de la salud, “es ahí donde veo problemas con el argumento en este caso», sentenció Eidsvik.

    Hepner reconoció que estuvo mal en que Tamara no buscara atención médica, sin embargo, dijo que el sistema legal no debería castigar a los «inocentes moralmente». «Ella creía en los remedios, estaba equivocada, su juicio estaba mal, (…) no se debe concluir que ella tenía indiferencia insensible e imprudente por la seguridad de Ryan Lovett», agregó el abogado defensor.

    Por su parte, el abogado Jonathan Corona Hak describió la conducta de Tamara como imprudente, debido a que era consciente de lo enfermo que estaba su hijo y no lo ayudó. “Resultó ser su peor enemigo», dijo.

    Hak detalló cronológicamente los días previos a la muerte de Ryan, describió todas y cada una de sus dolencia sufridas: tos, infección de oído, nariz sangrante, un brazo hinchado, fiebre, dificultad para pararse, dolor en los ganglios linfáticos, vómitos e ictericia.

    Asimismo, añadió que Ryan no tenía acta de nacimiento registrada, nunca fue al médico ni tampoco tenía la tarjeta de salud de Alberta. Sentenció que Tamara debe ser declarada como culpable por no proveer los cuidados necesarios para la vida de su hijo. No obstante, la decisión del juez será dada a conocer el próximo 23 de enero.

    Comments

    comments

    Artículo anteriorFuerza Aérea compró 16 aviones para misiones de búsqueda y rescate
    Artículo siguientePreocupación en el Banco Central de Canadá por creciente tendencia proteccionista en el mundo