Inicio Latinoamérica Canonización de monseñor Oscar Arnulfo Romero, el mártir salvadoreño que murió celebrando...

Canonización de monseñor Oscar Arnulfo Romero, el mártir salvadoreño que murió celebrando una eucaristía

403
0
Compartir
Canonización de monseñor Oscar Arnulfo Romero, el mártir salvadoreño que murió celebrando una eucaristía

Este domingo, en el Vaticano, se llevará a cabo la canonización de monseñor Oscar Arnulfo Romero, el Arzobispo de San Salvador asesinado en 1980 mientras celebraba una Misa. Asimismo, el Papa Francisco canonizará junto a Romero, a otros seis beatos entre los que destaca el Papa Pablo VI.

Según Efrén Reyes, integrante de la Secretaría de Asuntos Religiosos del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), este acontecimiento histórico llena de alegría a los salvadoreños.

“Será un acontecimiento histórico, religioso, litúrgico, lindo por el cual muchos estamos felices, estamos contentos y de fiesta porque de alguna manera es un resucitar, es poner al centro la vigencia del pensamiento y práctica pastoral de Monseñor Romero”, afirmó Reyes.

Ese mismo día también serán canonizados Francesco Spinelli, sacerdote diocesano, fundador del Instituto de las Adoratrices del Santísimo Sacramento; Vincenzo Romano, sacerdote diocesano; Maria Katharina Kasper, virgen, Fundadora del Instituto de las Pobres Siervas de Jesucristo; Nazaria Ignacia de Santa Teresa de Jesús (nacida: Nazaria Ignacia March Mesa), virgen, Fundadora de la Congregación de las Hermanas Misioneras Cruzadas de la Iglesia.

Día de júbilo en El Salvador

La ciudad de San Salvador, capital de El Salvador, ultima los detalles para el evento religioso y cultural de este domingo, en honor a la canonización de Óscar Arnulfo Romero en el Vaticano.

En las afueras de la Catedral Metropolitana en el Centro Histórico de San Salvador se instaló la tarima donde se desarrollará el evento. Asimismo, los edificios cercanos están adornados con afiches con la imagen del beato.

Entre las actividades pautadas para este sábado en la nación salvadoreña, está un concierto, un encuentro generacional con los jóvenes, un ágape y una vigilia popular. Además, se prevé que el presidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén asista a la ceremonia de develación de una escultura de monseñor Romero en la Plaza Jardín El Salvador, en Roma, junto a la alcaldesa de esa ciudad, Virginia Raggi.

¿Quién fue monseñor Oscar Arnulfo Romero?

Oscar Arnulfo Romero nació en Ciudad Barrios, en el este de El Salvador, el 15 de agosto de 1917, día de la Asunción de la Virgen María. Creció en el seno de una familia humilde y desde pequeño era conocido por su amor a las cosas sencillas y las comunicaciones.

En una ocasión, cuando era todavía un niño, asistió a una ordenación sacerdotal que le dejó impactado, y generó en él un deseo profundo de convertirse en sacerdote. Ese deseo se haría realidad años más tarde, tras estudiar entre 1931 y 1937 en el Seminario Menor de San Miguel de los padres Claretianos y en el Seminario San José de la Montaña con los jesuitas.

En 1939, fue enviado a Roma para completar su formación en Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana. Fue ordenado sacerdote el 4 de abril de 1942 y en agosto de 1943 regresó a El Salvador, donde lo nombraron párroco en Anamorós, en el este del país.

Oscar Arnulfo Romero fue un sacerdote caritativo y entregado, que no aceptaba obsequios que no necesitara. Fue elegido Secretario de la Conferencia Episcopal de El Salvador y luego en el Secretariado Episcopal de América Central. El 25 de abril de 1970 fue nombrado Obispo Auxiliar de San Salvador.

Posteriormente, fue nombrado Arzobispo de San Salvador por el Papa Pablo VI el 8 de febrero de 1977. Desde ese momento inició su defensa de los derechos humanos en medio de una naciente guerra civil entre la guerrilla de izquierda y el gobierno de extrema derecha.

La persecución, que incluía expulsiones y asesinatos contra sacerdotes y laicos, le llevó a enfrentarse abiertamente con la dictadura, a la que responsabilizó de las muertes. Con sus acciones obtuvo un importante prestigio a nivel internacional.

Durante sus homilías, Romero denunciaba constantemente los violentos ataques contra la Iglesia y los salvadoreños. Como consecuencia, se convirtió en blanco de una campaña en su contra por parte de sectores poderosos del país, gobierno y organizaciones izquierdistas.

A pesar de que algunos obispos y sacerdotes dentro de El Salvador se pusieron en su contra, el Papa Juan Pablo II respaldó su posición y le animó a continuar por la senda de la justicia y la pacificación de El Salvador.

No obstante, su misión se vio interrumpida, cuando el 24 de marzo de 1980 fue asesinado por un francotirador frente al altar donde celebraba Misa.

El 3 de febrero de 2015 el Papa Francisco reconoció su martirio y fue beatificado el 25 de mayo de ese mismo año por el Cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, en San Salvador.

VÍDEO: 10 frases más polémicas del Papa Francisco

Comments

comments