Gobiernos de América Latina tiemblan ante el escándalo Odebrecht

    614
    0

    Marcelo Odebrecht era uno de los empresarios más poderosos de Brasil, gracias a su cargo como presidente de la mayor constructora de América Latina, con 168 mil empleados, y con ramificaciones en 28 países, no obstante, su burbuja de cristal se rompió en junio de 2015, cuando fue arrestado en su lujosa casa de São Paulo.

    Desde su encarcelación, Odebrecht ha hecho temblar a varios gobiernos de toda la región, debido a que la Fiscalía brasileña le ofreció rebajar su condena de 19 años, a cambio de que confesará a quien había sobornado para conseguir los contratos cuantiosos para la petrolera estatal Petrobras.

    Inicialmente, el hombre se negó a aceptar la propuesta de la Fiscalía, no obstante, la situación en caída libre de la empresa, sobre la que pesaba una prohibición de presentarse a concursos públicos, más las pruebas recogidas por los investigadores (nombres y apodos de los políticos constantemente sobornados) le hicieron doblegarse y así su condena se reduciría a sólo nueve años.

    Junto a Odebrecht, otros 77 altos cargos de la empresa también se prestaron a dar nombres, fechas y cuantías a cambio de años de libertad. Además de pedir perdón públicamente, la empresa acordó  pagar la mayor multa impuesta a una compañía acusada de corrupción: 3 mil 500 millones de dólares, divididos entre los Gobiernos de Brasil, Estados Unidos y Suiza.

    También le puede interesar leer: Inmigrantes conformarán el 30{85db668b0f501e45db51c03e911509520c47fa73ba3d2725b4a2b675de9388a7} de la población canadiense en las próximas dos décadas

    De esta manera la empresa dejaba de estar condenada y podía volvía a poder concursar a obras públicas, su principal fuente de ingresos. No obstante, esto solo sería “principio de dolores”, el escándalo Odebrecht continúa avanzando con fuerza y llevándose todo a su paso.

    Aunque las confesiones de los más de 70 altos cargos, incluyendo la de Marcelo Odebrecht están protegidas por el secreto de sumario en Brasil, pronto se harán públicas. Incluso han sido denominadas como “la confesión del fin del mundo”. Los gobiernos de países como Venezuela, Ecuador, Perú, Colombia y hasta el mismo Brasil penden de un hilo por ellas.

    Odebrecht empleó una secreta, pero totalmente funcional, unidad de negocios de la empresa que, sistemáticamente, pagó cientos de millones de dólares para corromper a funcionarios del Gobierno en países de los tres continentes”, afirmó el fiscal general asistente de la División Criminal del Departamento de Justicia norteamericano, Sung-Hee Suh, en diciembre de 2016.

    Colombia

    Odebrecht confesó haber pagado en Colombia 11 millones de dólares en sobornos y de esta manera salpicó la presidencia de Juan Manuel Santos. La Fiscalía aseguró que el excongresista del Partido Liberal Otto Bula, detenido a mediados de enero, recibió una comisión de 4,6 millones de dólares por favorecer a Odebrecht, dinero que supuestamente fue destinado a la campaña presidencial de Santos en 2014.

    Venezuela

    De acuerdo al caso abierto por la justicia norteamericana, Venezuela, recibió pagos de 98 millones de dólares a varios intermediarios que dijeron tener acceso directo a compañías públicas. El objetivo de Odebrecht era obtener información confidencial sobre proyectos y garantizarse concesiones. No obstante, el presidente venezolano, Nicolás Maduro afirmó que los responsables irán ante la justicia para determinar su supuesta implicación en el caso.

    Perú

    Alejandro Toledo, presidente de Perú entre 2001 y 2006, se encuentra solicitado por la Fiscalía anticorrupción junto a su mujer Eliane Kart, por presuntamente haber recibido 20 millones de dólares en sobornos de Odebrecht, a la que habría favorecido en la carretera Interoceánica Sur, que une Perú y Brasil.

    No obstante, también el expresidente Ollanta Humala se encuentra siendo investigado por haber recibido tres millones de dólares a su campaña presidencial. Humala ya estaba siendo investigado por lavado de activos en el financiamiento de sus campañas. Además, Jorge Cuba, viceministro de Comunicaciones durante el segundo mandato presidencial de Alan García, predecesor de Humala, fue detenido en Estados Unidos el pasado 31 de enero, por ser acusado de obtener dos millones de dólares por ayudar a Odebrecht a quedarse con la licitación de unas obras de metro.

    Argentina

    Durante los 13 años de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, Argentina realizó grandes negocios con la multinacional brasileña, según una investigación judicial, Odebrecht aportó a “intermediarios” en Buenos Aires 35 millones de dólares que le permitieron acceder a contratos por unos 278 millones de dólares. Sin embargo, el escándalo ha tocado hasta el presidente actual, Mauricio Macri.

    El jefe del espionaje argentino, Gustavo Arribas, se ha visto obligado a declarar ante la justicia argentina por unas transferencias de casi 600.000 dólares que le hizo en 2013 Leonardo Meirelles, persona que utilizaba usualmente Odebrecht para pagar sus sobornos.

    México

    Odebrecht reconoció que pagó 10,5 millones de dólares en sobornos a altos funcionarios de una empresa controlada por el Estado mexicano. De acuerdo a los representantes de la constructora brasileña el pago de coimas se realizó entre octubre de 2013 y finales de 2014 para ganar contratos con una compañía de la que no revelaron el nombre.

    Petróleos Mexicanos también solicitó públicamente que se revisen los tres grandes contratos que otorgó a Odebrecht y por los que obtuvo 39 millones de dólares en beneficios. Es decir, la construcción al norte del país del gasoducto Los Ramones, de 450 kilómetros de longitud, y el acondicionamiento de un terreno donde se levantará la refinería de Tula, Hidalgo.

    República Dominicana

    La Fiscalía reveló el pasado 2 de enero, que Odebrecht pagará a República Dominicana a lo largo de ocho años los 184 millones de dólares por concepto de compensación por los sobornos que la compañía admitió haber pagado en el país para obtener contratos de obras públicas.

    Ecuador

    La Fiscalía ecuatoriana solicitó ayuda a España para tomar declaración a Rodrigo Tecla Durán, un implicado detenido en suelo español que puede aportar información sobre el caso Odebrecht en Ecuador. Durán es investigado por presunto lavado de capitales, soborno de funcionarios y pertenencia a una organización criminal. Según el escándalo Odebrecht, este país recibió pagos por 33,5 millones entre los años 2007 y 2016.

    Panamá

    Odebrecht cerró un acuerdo verbal con las autoridades de Panamá para pagar una indemnización de 59 millones de dólares por la trama de sobornos en el periodo 2010-2014 y, en segundo lugar, colaborar en la investigación si es necesario. Caso similar al de República Dominicana.

    Brasil

    De acuerdo a la investigación en torno a la causa abierta que afecta a la petrolera estatal brasileña Petrobras se calcula que de los 6.400 millones de dólares desviados,  unos 2.250 millones de dólares fueron a parar a Odebrecht. Supuestamente, la multinacional accedió a esa fuente de dinero pagando hasta 320 millones de dólares en sobornos a políticos y otros agentes públicos, generalmente en forma de donaciones para campañas electorales.

    El caso Odebrech incrimina a los políticos brasileños Michel Temer, actual presidente, y a sus antecesores Dilma Rousseff y Luiz Inácio Lula da Silva. Dirigentes del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB); el actual ministro de Exteriores, José Serra; el gobernador de São Paulo y hombre fuerte para las generales de 2018, Geraldo Alckmin, también están implicados.

    Lea también: Cifras de desempleo en Canadá cayeron en enero

    Comments

    comments

    Artículo anteriorProvincias marítimas en alerta por tormenta de nieve
    Artículo siguienteAvalancha en los Alpes franceses deja cuatro muertos