Inicio Edmonton Policía de Edmonton cumple 125 años de trabajo

Policía de Edmonton cumple 125 años de trabajo

1172
0
policía Edmonton
Wikimedia Commons

La policía de Edmonton celebra 125 años siendo una institución de honor y respeto entre los habitantes de la ciudad. En sus inicios un solo oficial fue autorizado para realizar su trabajo en el área de seguridad, utilizando un reglamento elaborado por un consejo municipal que se reunió en la planta superior de una carnicería.

Actualmente, el servicio está conformado por 2.600 miembros juramentados. Con una ceremonia en el ayuntamiento, los oficiales se hicieron presentes para hacer honor a los más veteranos y los que fueron parte de sus comienzos.

El jefe de policía, Rod Knecht, expresó que existen muchos miembros de la institución que ya ejercían su cargo mucho antes de que él naciera. “Regresar a nuestra historia y ver cómo las cosas han cambiado, ellos tienen historias que sólo les harían volar sobre la manera en que la policía trabajaba en esos días, las maneras en que la ciudad estaba vigilada en esos días”, agregó.

Uno de sus miembros más antiguos es el señor Ted Cllison, quien ingreso a la policía en 1.953 y prestó servicio hasta el año 1990. “Cuando empecé, teníamos tres coches: uno al este de la calle 1, uno al oeste de la 1ra calle, uno en el lado sur y un carro para recoger a los borrachos del centro”, recalcó el veterano.

Otra participación histórica, fue la de Joan Crawford, quien fue una de las primeras mujeres que se unieron a las fuerzas policiales de Edmonton, en 1959. Manifestó que cuando inició, se hacía cargo de la unidad de investigaba las agresiones sexuales y otros crímenes en el área moral.

Knecht, apuntó que aunque a través de los años se han vivido grande cambios tecnológicos y sociales, la policía aún debe enfrentarse a muchos de los problemas que también hacían frente hace 125 años.

Comments

comments

Artículo anteriorDéficit presupuestario disminuye rutas de transporte escolar
Artículo siguienteBrasil registra las cifras de linchamientos más altas del mundo