Inicio Canadá Cinco consejos para que no te rechacen la solicitud de ciudadanía canadiense

Cinco consejos para que no te rechacen la solicitud de ciudadanía canadiense

4099
0
aprobación de la ciudadania

El día del examen de ciudadanía, es común ver como personas son devueltas a sus casas, porque los formularios de solicitud de la nacionalidad canadiense tienen errores. Una simple omisión puede significar meses, inclusive años de atrasos en la obtención de su naturalización.

Por ello, te presentamos cinco consejos para que no olvides ninguna exigencia y por ende, tardes mucho menos en conseguir tu nacionalidad. Hay que recalcar, que debes revisar que todo esté en orden, antes de dirigirte a realizar el examen.

  1. Tenga registros de los viajes realizados.

Pueden mantener una hoja o libreta, junto a su pasaporte, donde registren los viajes realizados, acompañados de datos como: fecha de salida, fecha de llegada, cuál fue el destino y cuál fue el motivo del viaje.

Las personas confían en su buena memoria, pero cuando Inmigración Canadá revisa los documentos y existan salidas injustificadas, puede proceder a detener todo el proceso.

[blockquote style=»2″]Cada detalle cuenta, mucho más, cuando lo que está en juego es la permanencia de usted y de su familia en el país.[/blockquote]

No se fíe solo de su retentiva, tenga un registro claro de sus salidas y entradas. Algunas personas piensan que este consejo está de más, pero inmigración estampa el sello de entradas y salidas, sin un orden específico. Esto representaría un problema para las personas que viajan con regularidad.

Asimismo, los sellos plasmados en los pasaportes en algunos países como Canadá o Estados Unidos, registran solo la entrada al país, pero no la salida; por ello es tan importante registrar la fecha de salida de cada nación a la que viaja.

  1. Pruebas que comprueben que usted ha residido en Canadá

Es necesario guardar una copia del récord de residencia, esto incluye las declaraciones de impuestos, cuentas de servicios públicos, certificados de estudio, estados financieros, contratos de arrendamiento, entre otros.  Porque todo aquello que demuestre su estancia en Canadá le será de utilidad.

Por esto, cuando se elabore un contrato de arrendamiento, es indispensable que todos los miembros de la familia estén reflejados en él. De igual forma, en cualquier trámite bancario, los involucrados debes aparecer claramente identificados.

Todos estos recaudos, les ayudarán a demostrar ante las autoridades que sí cumplen con todos los requisitos de residencia, agilizando y comprobando su estadía en el país.

 Aunque le resulte poco creíble, el gobierno federal puede acudir a su historia médica, para comprobar que ha acudido a los servicios de salud. Es recomendable, que realice continuamente chequeos de salud, así existirán pruebas de que si ha estado viviendo en Canadá.

  1. Registros civiles de hijos menores de edad

Si tienes hijos menores de edad, puedes hacer la solicitud para conseguir la nacionalidad canadiense de manera conjunta. Para tramitar la ciudadanía con estos aspectos, debes tener el registro civil de tu hijo.

De igual forma, es preciso que dichos documentos se encuentren traducidos al inglés o al francés, esto dependerá de la provincia en la que realices la solicitud. No es mala idea tener consigo la traducción y algunos originales, en el futuro los podrá necesitar.

  1. Guarda de por vida tu IMM1000 o IMM5292/IMM5688

Cuando llegas a Canadá, las autoridades proceden a entregarte un documento sellado, que por lo general es un papel delgado color café. Comúnmente se le conoce como “Landing Paper”, allí se ve reflejado la categoría de emigración. 

Este documento te lo pedirán durante el trascurso de tu vida en Canadá, para la pensión, para solicitud de beneficios, para otras solicitudes y sobre todo, para obtener la nacionalidad. Guárdalo en un lugar seguro, en donde no se pierda, no se moje o sufra cualquier otro tipo de daño.  

Las autoridades migratorias, no están interesados en tus documentos originales, solo son necesarios al momento de realizarse la entrevista. Asegúrate de no contar con una sola copia de cada documento, puedes tener varios juegos archivados en diferentes carpetas.

Las fotocopias primordiales son las de: expedientes escolares, registros de viajes, tu Tarjeta de la Hoja de Arce, tu tarjeta de identificación y prueba de evidencia del idioma.

  1. Cuidado con tus nombres 

Los latinos somos fanáticos de tener nombres largos y extraños como “María José Petrona Cruz Martínez”, nombre que resulta muy extenso para las planillas. En Canadá, acostumbran tener nombres cortos, por lo general solo tienen un nombre de pila y dos apellidos.

Al momento de escribir los nombres latinos, los canadienses desconocen cuál es el nombre de pila y cuáles son los apellidos. Es ahí cuando empiezan un sinfín de problemas, que dan como resultado licencias de conducir, tarjetas de crédito, carnets, entre otros documentos importantes, con nombres incorrectos; que con seguridad traerán problemas a futuro.

[blockquote style=»2″]Una simple omisión puede significar meses, inclusive años de atrasos en la obtención de su naturalización.[/blockquote]

Debe tener presente, que en Canadá no es común utilizar el segundo apellido, inclusive se puede prescindir del segundo si es muy largo. No olvide, estar seguro de que aparece con el mismo nombre y apellido en todos sus documentos, de lo contrario, le será negada su nacionalidad canadiense.

Para finalizar, recuerde que debe estar 100{85db668b0f501e45db51c03e911509520c47fa73ba3d2725b4a2b675de9388a7} seguro de tener todos los requisitos al día, al momento de solicitar la nacionalidad. Con solo una pequeña falla, le serán regresados o aún peor, le puede ser negada la solicitud.

No deje ningún aspecto de lado, aunque le resulte irrelevante cada detalle cuenta, mucho más cuando lo que está en juego es la permanencia de usted y de su familia en el país. La organización y precaución son las herramientas fundamentales para tramitar su nacionalidad con éxito.

Comments

comments

Artículo anteriorMéxico a un paso de la final de la Copa Confederaciones
Artículo siguienteCanadá celebra 150 años de autonomía