Atacante de Munich no tenía vínculos con Estado Islámico

    602
    0

    La fiscalía y la policía de Munich informó que el atacante de la matanza en el centro comercial Olympia Einkauff, era un hombre solitario y «desequilibrado» sin vínculos con el grupo jihadista Estado Islámico (EI). De acuerdo a las averiguaciones, el joven alemán-iraní de 18 años, identificado como Alí Sonboly, sentía fascinación por casos de tiroteos masivos, como el del noruego Anders Behring Breivik.

    “Partimos del principio de que en este caso se trata de un acto clásico de un desequilibrado”, dijo el fiscal de Múnich, Thomas Steinkraus-Koch. Agregó que Sonboly padecía “una forma de depresión”, sin embargo, no se comprobó que estuviese sometido a un tratamiento psiquiátrico.

    Por su parte, el jefe de la policía de Múnich, Hubertus Andra, precisó que tras el registro de su habitación se llegó a la conclusión de que “no hay absolutamente ningún vínculo con Estado Islámico”. No obstante, se conoció que el chico estaba obsesionado con las armas y con las matanzas.

    Sonboly recopilaba información sobre “cuestiones vinculadas con desequilibrados” autores de matanzas, como libros y artículos de diarios. Andra agregó que existía un vínculo «evidente» entre este tiroteo y el asesino supremacista noruego Anders Behring Breivik. Este 22 de julio se cumplían cinco años de la masacre de 77 personas en Noruega, cometidas por el ultraderechista noruego en la isla de Utya.

    La policía informó que los padres del joven estaban tan conmocionados que no podían declarar ante la policía. Sonboly era estudiante y no estaba fichado por las autoridades alemanas ni se sospechaba de que perteneciera a ninguna organización extremista de ningún tipo. Al parecer, desde pequeño sufrió ‘bullying’, lo que probablemente lo llevó al estado de depresión en el que se encontraba.

    Alí Sonboly abrió fuego contra los transeúntes del centro comercial Olympia Einkauff, su ataque ocasionó la muerte de nueve personas y además dejó heridas a otras 16. Al final, terminó suicidándose con la pistola ilegal de calibre 9 con la que realizó el tiroteo, dentro de su mochila portaba unas 300 balas.

    Entre las victimas fatales se encuentran dos adolescentes de 15 años y de tres jóvenes de 14 años, además de cuatro personas de 17, 19, 20 y 45 años. Según el reporte de la policía local, entre los fallecidos no se encuentra ningún turista o ciudadano extranjero. El ministro del Interior de Alemania, Thomas de Mazière, ordenó izar las banderas a media asta en todo el país para expresar las condolencias.

    Comments

    comments

    Artículo anteriorTurquía suspendió convención de Derechos Humanos
    Artículo siguienteBrasil reveló que el mosquito Culex puede producir zika