22{85db668b0f501e45db51c03e911509520c47fa73ba3d2725b4a2b675de9388a7} de los trabajadores españoles ganan menos de 300 euros

    633
    0

    La crisis económica en España ha llevado a que 22 por ciento de la población de trabajadores, cobre menos de 300 euros de salario mínimo por mes. Se estima que alrededor de 3.694.852 de asalariados tienen estos ingresos tan bajos.

    En 2008, cuando comenzó la crisis, los ciudadanos que poseían ingresos mínimos de menos de 300 euros se ubicaban en el grupo de edad de entre 18 y 25 años, sin embargo, actualmente la concentración de estos asalariados tan precarios se sitúa entre los 26 y 35 años de edad.

    Los principales motivos que sitúan a un importante número de trabajadores por debajo de los ingresos mínimos se vinculan a precariedad de los contratos temporales, desempleo y jornadas a tiempo parcial. Recientemente, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha exigido un aumento del salario mínimo con la finalidad de mejorar la situación de quienes ya tienen trabajo.

    Desde 2008 el salario mínimo en España ha pasado de 600 a 655 euros, pero los recientes aumentos han sido minúsculos, durante el 2016, tan solo se aprobó una subida de 6 euros.

    Por su parte, los sindicatos insisten en establecer un ingreso mínimo de 800 euros, para lograr amoldarse a la Carta Social Europea.  De igual forma, denuncian la creciente devaluación del salario y la tasa de temporalidad que se ubica en 25,7 por ciento, como los principales agravantes de la situación.

    Según datos de Eurostat, en la Unión Europea los salarios mínimos mensuales son variados, siendo Bulgaria el que percibe los ingresos más bajos con 215 euros en contraposición con Luxemburgo que llega a los 1.923 euros. Otros países como Italia, Finlandia, Suecia y Austria no establecen en su legislación un salario mínimo.

    Comments

    comments

    Artículo anteriorConductor ebrio atentó contra policía que efectuaba un test de alcoholemia
    Artículo siguienteDinamarca impulsa campaña para disminuir el despilfarro de comida