Aumentan quejas a causa de negocios en zonas residenciales

    643
    0

    Debido a la recesión económica que presenta la ciudad y que a su vez ha generado un alto índice de desempleo, muchos calgarianos han optado por operar negocios de sus hogares, sin embargo, esto ha trajo como consecuencia que el ayuntamiento de Calgary registrara un aumento en las quejas anuales contra de las empresas.

    El jefe inspector de la licencia de la ciudad, Kent Pallister, indicó que en Calgary hay más negocios en movimiento en zonas residenciales, ya sea con o sin licencia, y estos tienden a causar más quejas en comparación a un lugar comercial.

    Pallister explicó si alguien vive al lado de su residencia y genera mucho ruido a causa de la atención de clientes, recepción de camiones o remolques, situación que antes no sucedía, esto lo motivaría a usted como vecino a colocar una queja.

    La mayoría de las quejas se reciben a través del 311, de acuerdo a los datos de la ciudad, sólo en 2016 se recibieron un total de 3.152 reclamos y casi la mitad fueron hechas por negocios operados desde una casa residencial.

    La ciudad registró un aumento año tras año, el 78 por ciento en el número de quejas en contra de las empresas en 2016 y un 63 por ciento en sus cargos a los estatutos – funcionarios números dicen están influenciados por un aumento en calgarianos operar negocios de sus hogares en medio de una contracción mercado de trabajo.

    Pallister añadió que el número de quejas de negocios basados ​​en el hogar casi se duplicó en 2016, con un crecimiento del 43 por ciento. Los reclamos van desde acaparamiento de todo el estacionamiento de la calle o el ruido constante que viene de un garaje cercano que opera como un taller de carrocería de automóvil.

    Precisó que cuando un negocio crece es necesario reubicarlo a un espacio comercial, de esta manera, su dueño podría trabajar sin ningún inconveniente y sin generar problemas o disgustos a sus vecinos.

    Para solventar la problemática, los funcionarios de Calgary separaron los negocios en dos categorías: los Clase 1 que no son visibles desde fuera del hogar y reciben pocos clientes; y los Clase 2 para los cuales se requiere un permiso de desarrollo de Negocio en Casa, con el cual se demuestra que los vecinos no se verán afectados negativamente por su empresa.

    En 2016, la tasa de desempleo de la ciudad alcanzó un máximo con cerca de 100 mil habitantes de Alberta, un aumento del 60 por ciento a partir de 2015, por eso muchos calgarianos desempleados se están dando una oportunidad de espíritu empresarial.

    Comments

    comments

    Artículo anteriorCuando la naturaleza habla
    Artículo siguienteEscucha a la naturaleza