Gerentes de planes de pensiones tratan de analizar los riesgos del cambio climático

    613
    0

    OPTrust publicó un informe que revisó cómo cuatro escenarios climáticos, teniendo en cuenta los cambios en las políticas y desastres, incluyendo huracanes e incendios forestales, afectarían su fondo de pensiones de 18 mil millones de dólares.

    El director ejecutivo de OPtrust, Hugh O’Reilly, comentó: “La realidad es que hay muchas conversaciones sobre el cambio climático, hay mucha reflexión al respecto, pero desde el punto de vista del inversor estamos al comienzo de la conversación”.

    Asimismo, O’Reilly, quien administra el plan en nombre del Sindicato de Empleados del Servicio Público de Ontario, explicó que es difícil determinar los riesgos, debido a lo poco que revelan las empresas.

    “En el contexto de las cuestiones relacionadas con el cambio climático y el carbono, y el efecto del cambio climático en las empresas en las que invertimos, las normas de divulgación son justas, no podemos tomar decisiones significativas o informadas” acotó O’Reilly.

    El informe de la firma de consultoría Mercer, mostró que en el caso de que las temperaturas globales subieran dos grados centígrados, las inversiones en algunas industrias como la energía y la minería podrían ser un éxito, mientras que otras áreas como infraestructura, bienes raíces y agricultura podrían beneficiarse.

    También te puede interesar leer: Canadá firma el acuerdo sobre cambio climático

    Sin embargo, en un escenario más grave, con un aumento de cuatro grados centígrados hacia el final del siglo, el daño a las condiciones físicas sería mayor y el informe no pudo encontrar escenarios ventajosos para ninguna área de inversión por lo que abogan por la prevención del cambio climático.

    El estudio se presenta como una herramienta para que empresas aseguradoras, planes de pensiones y otras organizaciones especialmente expuestas en las próximas décadas al cambio climático puedan tratar de averiguar cómo medir los riesgos y qué hacer con ellos.

    El año pasado, un informe del bufete Koskie y Minsk, con sede en Toronto, concluyó que el cambio climático es uno de los mayores riesgos a los que se enfrentan los planes de pensiones canadienses y que los directivos pueden verse forzados a tomar posiciones públicas para cumplir con sus obligaciones legales.

    Por su parte, la Unión Europea aprobó el año pasado nuevas normas que obligan a los fondos de pensiones a considerar el riesgo de los cambios ambientales, sociales y de gobierno, en sus decisiones de inversión y a documentar sus esfuerzos.

    Otros planes de pensiones en Canadá también han comenzado por reconocer el riesgo y evaluar sus carteras, además, buscan impulsar a las empresas individuales para mejorar las prácticas ambientales.

    La Junta de Inversión del Plan de Pensiones de Canadá (CPPIB), el mayor administrador de pensiones del país, creó un grupo de trabajo sobre cambio climático para revisar los riesgos y oportunidades.

    El portavoz de la CPPIB, Dan Madge, explicó: “El cambio climático es una de las cuestiones más complejas y desafiantes que consideramos como inversionistas a largo plazo”.

    Asimismo, alega que el CPPIB, que administra cerca de 300 mil millones de dólares en nombre de 19 millones de canadienses, comparte preocupación por la falta de datos confiables y estandarizados al evaluar las emisiones de gases de efecto invernadero en las carteras de inversión.

    Noticias relacionadas: Por temor al cambio climático no se exportará agua

    Comments

    comments

    Artículo anteriorPersiste discriminación laboral contra las mujeres
    Artículo siguienteCanadá celebra hoy el Día de la Familia