Satao II, elefante emblemático del mundo es asesinado en África

    748
    0

    Satao II, uno de los elefantes más viejos y grandes de África y el mundo fue encontrado muerto en el parque nacional Tsavo de Kenia. Las autoridades sospechan que fueron dos cazadores furtivos los responsables de ultimar a este ‘súper’ elefante de 50 años de edad, uno de los 25 que quedan en África.

    El terrible hallazgo del cadáver de Satao II fue descubierto por guardabosques durante un reconocimiento aéreo de rutina. Tras realizarle la examinación de rigor para determinar la causa del deceso, se conoció que el elefante tenía una flecha envenenada en su cuerpo.

    “Por suerte pudimos encontrar el cadáver antes de que los cazadores furtivos pudieran obtener el marfil”, precisó uno de integrantes de la organización sin fines de lucro Tsavo Trust, Richard Moller.

    Satao II pertenecía a una clase de elefantes con colmillos extremadamente grandes, tanto así que pesaban 51 y 50,5 kilogramos cada uno, esto lo convirtió en una gran tentación para los traficantes. El marfil es un material muy valioso en el mercado negro, por lo que su precio alcanza hasta los 1.100 dólares por kilo.

    Este hermoso espécimen era único en Kenia y todo un emblema de África, por eso se encontraba en una reserva protegida por agentes del gobierno en el Parque Tsavo.

    Esta noticia también le puede interesar: Unión Europea crea su primer cuartel general militar

    Los guardabosques del Tsavo llegaron antes de que los cazadores furtivos le arrancaran los colmillos, pero lastimosamente ya Satao II se encontraba sin vida. No obstante, los agentes pudieron detener a dos de los cazadores ilegales y les decomisaron sus armas.

    En el Area de Conservavión “Tsavo” sólo quedan entre 25 y 30 ejemplares de los cuales sólo la mitad podrán transformarse algún día en un ejemplar tan grande como Satao II.

    La caza furtiva ha ocasionado que la población de elefantes en estado salvaje se reduzca de manera alarmante, puesto que de los 4 millones que existían hace 100 años, ahora sólo hay unos 500 mil.

    A pesar de que la venta de marfil y sus derivados está prohibida en todo el mundo, aún los mercados regionales africanos y las mafias usan precisamente un “agujero legal” para poder exportar este cotizado producto, sobre todo, a Asia.

    El asesinato de Satao II se suma al de su antecesor Satao I, quien también fue cazado en Tsavo hace sólo tres años. Las muertes de estos dos ejemplares es una pequeña muestra de lo que realmente sucede en África, donde cada año alrededor de 30 mil elefantes son masacrados para traficar su marfil.

    Lea también: Alcalde niega posible venta de Toronto Hydro

    Comments

    comments

    Artículo anteriorUnión Europea crea su primer cuartel general militar
    Artículo siguienteAlcalde de Calgary se opone a la posible venta del aeropuerto YYC