Inicio Tecnología Vendió su riñón por un iPhone y ahora estará en diálisis toda...

Vendió su riñón por un iPhone y ahora estará en diálisis toda su vida

611
0
Vendió su riñón por un iPhone y ahora estará en diálisis toda su vida

En el 2011 se conoció la historia de un joven chino, Xiao Wang, quien a sus 17 años decidió vender uno de sus riñones para comprarse un IPhone y un IPad.

Siete años más tarde, se supo que dejó el hospital pero tendrá secuelas de por vida: estará postrado y tendrá que realizarse diálisis a perpetuidad.

El caso fue dado a conocer en Occidente por la BBC. En ese informe se detalló que el joven, proveniente de la provincia de Anhui, viajó hasta la ciudad de Chenzhou para realizar este procedimiento, el cual se desarrolló de forma clandestina.

En ese momento, los dueños de una clínica ilegal le pagaron una cifra de 22.000 yuanes (3200 dólares aproximadamente), con lo que compró el Iphone 4 y un Ipad.

Los problemas para Wang comenzaron cuando su madre vio el aparato digital en uno de sus pantalones. En ese momento, le preguntó de dónde había conseguido dinero para comprarlo, él respondió que había vendido uno de sus riñones para obtenerlo.

La mujer llamó inmediatamente a la policía, quienes notificaron a las autoridades de Chenzhou respecto a las actividades de una clínica ilegal en la ciudad.

Tras una larga investigación, en 2012 fueron formulados cargos contra dos cirujanos, un médico asistente y una enfermera; quienes participaron en la operación de extracción del órgano.

Según el medio chino Xiaoxiang Morning Post, los cuatro profesionales fueron sentenciados a cinco años de cárcel. Por otro lado, la familia del joven recibió 1.47 millones de yuanes (217,000 dólares) en compensación.

No obstante, el citado medio añadió que esta suma de dinero no evitó que la familia quedara en la ruina debido al tratamiento al que fue sometido Xiao Wang, quien quedó con daño renal severo y discapacitado de por vida.

El tratamiento en el hospital de Anhui se extendió por cinco años, en ese periodo de tiempo debía ser sometido a diálisis todos los días. A ese hecho se sumaba su condición de estar postrado en cama.

El medio inglés Daily Mail relató en un artículo que Wang dejó el hospital a fines de 2018. Si bien continúa con las diálisis diarias, ahora puede realizar esto en su casa, aunque continuará postrado a perpetuidad y su esperanza de vida descendió considerablemente, aunque no se especifica cuánto.

“El hombre de 25 años, que solía ser un apuesto joven de 1.75 metros, pasa sus días postrado en la cama de su cuarto. El cuidado está a cargo de su familia, que se preocupa de las diálisis”, afirmó el artículo.

Debido al empobrecimiento de la familia, el muchacho tuvo que abandonar sus estudios y todos viven de los beneficios del seguro social chino.

Comments

comments