Historia de Colombia cambiará con el acuerdo de Paz

    812
    0

    El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, precisó que el acuerdo de Paz entre su Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), cambiará la historia del país. Sin embargo, debe refrendarse en el plebiscito del próximo 2 de octubre.

    “Han sido cuatro años muy complicados, en los que estuvimos a punto de tirar la toalla”, explicó el mandatario en referencia a los Diálogos de Paz que desde el año 2012 se llevan a cabo entre su Ejecutivo y las FARC-EP, en La Habana, Cuba.

    Al referirse al preacuerdo de paz firmado entre la insurgencia y su Gobierno, Santos indicó que “es un acuerdo que va a cambiar la historia de Colombia. Ahora, esto ha sido difícil, pero construir la paz va a ser aún más complicado”.

    Señaló que no ha sido fácil poder neutralizar casi cuatro años de mentiras y desinformación, que han hecho mella, y confundido a mucha gente . “Tenemos comprobado que a toda esa gente cuando se le explican los acuerdos dicen: ‘Ah, yo no sabía, tenía entendido otra cosa’. El gran reto es hacer una pedagogía efectiva”, agregó.

    Detalló que para poder ganar el plebiscito ampliamente realizará una campaña sencilla pero muy intensa. Pese a que no alcance a toda la población por cuestiones de tiempo, el presidente colombiano manifestó que el objetivo es lograr el cometido.

    Santos señaló que la firma definitiva para la paz en Colombia está pautada para el 26 de septiembre en la ciudad de Cartagena. “La fecha elegida permitirá que los jefes de Estado que quieran acudir puedan prácticamente enlazar su visita con la Asamblea General de la ONU en el acto”, añadió.

    Con respecto a la posible victoria del “No” tras el plebiscito, Santos lamentó que todavía existan personas que no aprecien la importancia de dar un país más tranquilo a las futuras generaciones.

    Comments

    comments

    Artículo anteriorBrasil celebró Día de Independencia en medio de protestas contra Temer
    Artículo siguienteCanadá abre sus puertas a inmigrantes inversionistas