Inicio Orgullo Latino Julián Trujillo Flores: “Cada Latino en Canadá es un embajador de su...

Julián Trujillo Flores: “Cada Latino en Canadá es un embajador de su país”

482
0
Julián Trujillo Flores

Julián Trujillo Flores, es mexicano, nació en Uruapan Michoacán México y a sus 39 años fue escogido como uno de los Latinos Destacados de La Prensa, concurso que ha logrado dar a conocer a una gran cantidad de personas que realizan un aporte a la comunidad latina de Alberta.

Es Técnico Programador Analista y perito valuador de profesión, lo que lo impulsó a ser presidente de la Asociación Mexicana en Calgary (CALMECA), durante cuatro años seguidos, desde el 2013 hasta el 2017.

Actualmente, Julián es el dueño y director General de Net Clean Inc, logro que alcanzó al emprender una pequeña empresa de limpieza junto a su esposa. Aunque en su primera aventura como empresario, no obtuvo mucho éxito, teniendo pérdidas de hasta 7.000 dólares, continuó luchando por sus sueños.

Comentó, que esta experiencia “nos fortaleció y nos motivó a seguir adelante, afortunadamente aquí continuamos firmes después de 7 años disfrutando lo que hacemos”. Esto se ve reflejado en su próspera empresa, que promete crecer y fortalecerse.

Primeros pasos en Canadá

Para Julián, lo más difícil de ser un emigrante es dejar atrás una vida, “tus raíces y tus costumbres”. Recalcó, que no ha sido fácil seguir adelante lejos de sus familiares y amigos.

A pesar de esto asegura que, administrativamente, Canadá ofrece muchas facilidades para legalizar la estadía en el país, por lo que recomienda estar informado sobre los procedimientos legales, que podrían facilitar aún más los procesos de ciudadanía.

Asimismo, afirma que al llegar a tierras canadienses “lo más importante es la adaptación a nuevos métodos de trabajo”. Argumenta que es de suma importancia mantenerse enfocado y tener la capacidad de desaprender muchas de las costumbres adquiridas en el país de origen para así lograr aprender y habituarse al sistema canadiense.

“Para mí fue muy interesante, doy gracias a dios por poder nutrir mis conocimientos a través de la riqueza multicultural que existe en Canadá”, añadió Julián, en agradecimiento por las oportunidades que ha podido aprovechar en su nuevo hogar.

Julián es un latino emprendedor, que busca siempre impulsar su trabajo, con dedicación y esmero. Por ello, indicó que se enfoca en apoyar la unidad de las comunidades latinoamericanas en Canadá, “para fortalecernos en diferentes sectores como son el cultural, social, político y comercial”.

Recordó que es necesario para todo emigrante, estar informado sobre “sus posibilidades, renta, oportunidades de estudiar, trabajar, servicios de salud, índices de criminalidad en cada provincia, ingreso per cápita, entre otros”

También sostuvo que “no vengan a la aventura”, porque podrían ser estafados o en el peor de los casos, tendrían que regresar a sus países de origen por no planificar su migración.

Proyectos y metas

A pesar de tener una gran cantidad de ocupaciones, aseveró que le resulta primordial fortificar a la comunidad latina, impulsando a los emigrantes a crear sus propios negocios, que les permitan tener una economía y vida estable.

A su parecer, el emigrante en general debe visualizar un futuro en el que pueda llegar a ser su propio jefe, lo que generará empleo, desarrollo y una base para otros compañeros que se encuentran en camino del mismo objetivo.

Uno de sus proyectos más deseados, es la creación de un centro Latinoamericano para promover el comercio, el arte y la cultura de los pueblos. Explicó que estos espacios serían propicios para la organización de talleres, recitales, obras de teatro, cursos, entre muchas otras estrategias de integración.

A su vez, plantea que las costumbres y tradiciones latinas deben ser conservadas, y este centro sería el lugar ideal para realizar actividades que no sólo mantengan, sino que también difundan las tradiciones.

La vida personal de Julián

Julián se identifica con los caballos, a los que considera animales fuertes y nobles. De igual forma, siente agrado por ellos por su agilidad, lo que los hace una especie hábil para aprender cosas nuevas.

Inspira su vida en el aprendizaje diario, teniendo la seguridad de que cada día se puede adquirir un nuevo conocimiento, “hasta el comentario de un niño puede ser motivo de inspiración”, agregó.

Por ello, cree que todos debemos ser capaces de identificar la información que más nos nutra espiritualmente, lo que afirma, puede facilitar el desenvolvimiento con la sociedad.

Para Julián, existen tres motivos para continuar luchando por sus metas, el primero de ellos es su familia, luego tiene siempre presente a sus padres, a quienes destacó por el trabajo que hicieron durante crianza, forjando el ser humano que es ahora.

Por último pero no de menos importancia, mencionó sus ganas de vivir, de ser feliz y de alcanzar la calidad de vida que merece, luego de luchar tantos años por sus objetivos y metas de vida.

El tema de la emigración despierta una gran sensibilidad en Julián, ya que tiene la filosofía de que “cada lagrima que tus seres queridos derramaron el día que partiste a Canadá por primera vez, debe valer la pena”.

Es por eso, que pide que todos deben ser ejemplo de buena ciudadanía y honestidad. “Cada Latino en Canadá es un embajador de su país”, plantea el mexicano que debe ser el horizonte, permitiendo que la multiculturalidad sea el primer paso a la inclusión.

“Representa a tu país dando lo mejor de ti”, es la petición que hace Julián a todos los latinos que llegan a Canadá buscando un mejor futuro, testificando que solo así podrán alcanzar todo lo que se proponen.

Comments

comments