Inicio Latinos en Canadá Wilmar Arboleda: “Si vas a la batalla, lleva tu mejor arma”

Wilmar Arboleda: “Si vas a la batalla, lleva tu mejor arma”

1329
0
Compartir
Wilmar Arboleda: “Si vas a la batalla, lleva tu mejor arma”

La historia de Wilmar Arboleda es una de esas historias que puede servir como motivación para reafirmar nuestro compromiso con cumplir nuestras propias metas. Su camino lejos de su tierra ha sido duro, pero ha valido la pena.

Hijo de Laureano Arboleda y Delia Maria Sandoval, este colombiano es residente canadiense desde hace cuatro años. Wilmar debió salir de Colombia por motivos de seguridad, por eso escogió Canadá para empezar su nueva vida.

“Soy tecnólogo en electrónica y barbero de vocación con 26 años de experiencia. También soy dueño y administrador en Wilmar Salón”. Sus comienzos fueron duros, como sucede en la mayoría de los casos, pero con constancia y dedicación ha podido sacar adelante sus proyectos.

Experiencia como inmigrante

“Llegar a Canadá significó comenzar a coexistir con una lengua y cultura diferente a la propia”, nos dice en diálogo con La Prensa. Tener claras esas dificultades iniciales lo hicieron entender que necesitaba hacer las cosas de una manera distinta a como estaba acostumbrado, con el fin de poder adaptarse a un país con una cultura distinta.

Apenas llegar a Canadá debió trabajar en “lo primero que conseguía” para poder resolver sus necesidades básicas primarias. Después de cierto tiempo, le llegó la oportunidad de poder ejercer su profesión de barbero en una barbería donde se mantuvo durante un largo periodo.

Tomó la decisión de abonarse a la cultura del ahorro para poder llevar adelante su proyecto más anhelado: su propio negocio. Dice que no fue fácil, pues “fracasé en tres ocasiones hasta que finalmente luego de dichas experiencias gracias a Dios logré ubicarme en un buen sitio y comencé lo que hasta hoy es mi propio salón”.

Su proyecto futuro es igual de ambicioso al que ya ha conseguido. “Mi proyecto es convertirme en empresario de la belleza y expandir mi negocio en toda la región”. Wilmar no se olvida de su procedencia, pues también apuesta por “participar activamente en el desarrollo de la comunidad latina”.

Cambio cultural

Para nadie es fácil tener que adaptarse a nuevas costumbres, un nuevo entorno y un nuevo idioma. Sin embargo, a Wilmar le “encantó el sistema que Canadá tiene para acoger el recién llegado ya que si entraste de manera legal encuentras las herramientas para ponerte al día en lo que necesitas”.

Lo más llamativo para él ha sido que los niños ingresan al colegio de buena forma, los cursos de introducción al inglés y los parques recreativos de los que disponen. Sin embargo, la tierra siempre llama.

“A pesar de todo uno empieza a echar en falta lo colorido de Sudamérica: El bullicio, la vecindad y tantas cosas propias de nuestros países”. Sin embargo, no se arrepiente de su decisión y se mantiene enfocado en seguir consiguiendo sus metas.

 

Aportes a la comunidad latina y consejos para los nuevos inmigrantes

“Mi principal aporte a la comunidad es demostrar cada día que sí se puede emprender en este país ajeno. Transmitir el mensaje de que no es fácil pero tampoco imposible y también pienso que cada comerciante latino brinda un espacio de encuentro cultural y enriquece el entorno poniendo nuestro propio matiz en esta pluriculturidad”, nos comenta.

Wilmar también es un convencido de que cada comerciante, cada profesional latino que se gradúa en Canadá y todas las personas que buscan hacer el bien le da un peso importante a esta comunidad dentro del país.

Arboleda le recomienda a los que quieren emigrar a Canadá que “aprendan la lengua lo más que puedan antes de llegar”- También les pide que traten de familiarizarse con la ciudad de destino y que organicen un plan de introducción para adaptarse a su nuevo entorno.

“Siempre es bueno llegar a estudiar, validar las profesiones que hayamos conseguido en nuestros países, mejorar la lengua”, pues esto los puede ayudar a la adaptación en su nuevo hogar. Les recuerda que “si vas a la batalla, lleva tu mejor arma”.

Mi latino destacado

Ser reconocido como uno de los latinos destacados lo reconforta porque lo siente como “un reconocimiento a un arduo trabajo realizado”. Como lo mencionó anteriormente: Sirve para enviar el mensaje de que no es fácil, pero tampoco imposible.

“Significa que alguien está observando con detenimiento lo que uno está haciendo con mucho amor y significa que se está logrando un impacto positivo en parte de la comunidad latina”. Para finalizar, reitera su agradecimiento primero con Dios, y luego con la comunidad; pues son ellos los que lo impulsan a “seguir en la lucha día a día”.

Jorge Romberg: “Tengo como propósito lograr más unión entre los hispanos”

Comments

comments