Los siete principios universales

    615
    0

    Según los principios universales, existen siete leyes que son las que comandan la energía humana, desde donde se manifiesta un orden cósmico, divino y humano y que, a través de su comprensión profunda, se puede alcanzar un estado de armonía plena, sabiendo que los resultados son parte de nuestra creación y nuestras acciones. Estas Leyes son:

    – Ley de Mente, todo en el universo es mente, uno es producto de lo que cree y de lo que crea, en la medida que se va creyendo en algo, se va creando.

    – Ley de Correspondencia, como es arriba es abajo, como es adentro es afuera.

    – Ley de Vibración, todo en el universo vibra a mayor o menor densidad, una piedra tiene una vibración más densa que el aire, mas no por eso deja de vibrar.

    – Ley del Ritmo, la naturaleza, la vida, el ser humano tiene un ritmo, que se va acoplando al lugar que ocupa o el espacio donde vive.

    – Ley de Generación, todo tiene su principio femenino creador y masculino hacedor.

    – Ley de Polaridad, todo tiene su par de opuestos, frio-calor, día-noche, etc.

    – Ley de Causa y Efecto, dicho en otras palabras, es la Ley del Bumerang, cada causa tiene su efecto y a la inversa, todo efecto tiene su causa.

    Ahora bien, si logramos aplicar cada una de estas leyes en nuestra cotidianidad, nos podemos percatar que estas tienen un sentido profundo y que nos ofrece un complemento para ir desarrollando nuestros procesos desde el punto de vista que nos enfoquemos.

    Por ejemplo, queremos realizar un negocio, cualquiera que este sea, primero generamos la idea, hacemos un plano de lo que queremos obtener y pensamos en todos los factores que requiere; aquí estamos aplicando el primer Principio de Mente. Nos conectamos con esta creación, le ponemos corazón, garra, fuerza, ímpetu, ánimo y enviamos toda esa intención hacia el exterior, dejamos pasar un tiempo corto hasta que regrese todo lo que hemos planeado y se plasme en las formas, aquí estamos aplicando el segundo Principio, el de Correspondencia.

    Luego le ponemos un pensamiento exitoso, lleno de vitalidad, ganas, realizamos las acciones concretas y vamos desarrollando paso a paso con verdadera alegría el proyecto. En esto se encuentra el Tercer y Cuarto Principio, el de Vibración y del Ritmo.

    El lado femenino del ser humano es el creador y el masculino es el hacedor, todo ser humano tiene en sí ambos aspectos, dependiendo del área que se conecte, es como se desarrolle el proceso, este es el Principio de Generación. Por otra parte, si se conecta con el lado constructivo y la persona se siente capaz de realizar cualquier obra, está actuando el Principio de Polaridad.

    Finalmente, el último principio, el de causa y efecto, es el que determina las acciones de todo lo anterior, pues recibimos de regreso todo aquello que nosotros mismos hemos generado.

    Paola Rioseco

    PAOLA RIOSECO PRADO

    www.terapiasdeautoayuda.cl

    Comments

    comments

    Artículo anteriorIncautado un kilo de carfentanil con destino a Calgary
    Artículo siguienteDustin Clifman Corea, pasión y compromiso por el fútbol