Trudeau entregó la ciudadanía honorífica a Malala Yousafzai

    921
    0

    Malala Yousafzai es una estudian te, activista y bloguera pakistaní, de 19 años de edad, que en 2014 resultó ganadora del Premio Nobel de la Paz, convirtiéndose así en la persona más joven en obtener el galardón en cualquiera de las categorías que se otorga.

    La joven es conocida a nivel mundial por ser activista a favor de los derechos de la mujer, enfocada en defender el derecho a la educación, organizando protestas y participando en conferencias, entrevistas, documentales y todo canal de información que le permita llevar su mensaje a nivel mundial.

    El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, entregó la ciudadanía honoraria a Malala Malala, por su trayectoria como activista social. El acto se llevó a cabo en el marco de la de su visita al país, donde dirigió un discurso al parlamento.

    “Su historia es una de determinación y dignidad, y Canadá está orgulloso de nombrarla ciudadana honoraria de este gran país”, expresó Trudeau. Por su parte, Malala resaltó que Canadá es motivo de orgullo, por la lucha en la crisis de los refugiados y que se siente honrada por el honor concedido por el parlamento.

    Malala se une a las otras cinco personas que han obtenido la ciudadanía canadiense honorífica, la cual es otorgada por el Gobernador General de Canadá con la autorización del Parlamento. Uno de ellos es el diplomático sueco y héroe del holocausto, Raoul Wallenberg; la ciudadanía honorífica le fue otorgada póstumamente en 1985.

    En 2001 se le otorgó la ciudadanía canadiense honorífica al activista y expresidente sudafricano, Nelson Mandela; el décimo cuarto Dalai Lama, Tenzin Gyatso, también la obtuvo en el año 2006. Al año siguiente se le concedió el mismo honor al Primer Ministro de Burma, Aung San Suu Kyi.

    Luego en el 2009, el 49° Iman del Ismailismo, Aga Khan IV, fue considerado ciudadano canadiense. Esta asignación honorífica no concede ningún tipo de derecho o privilegio, como la obtención del pasaporte canadiense o el derecho a voto.

    Noticias relacionadas: Museo canadiense exhibirá el uniforme ensangrentado de Malala

    Comments

    comments

    Artículo anteriorLatinoamérica necesita reinventar sus estrategias económicas
    Artículo siguienteContinúan las marchas y protestas en Venezuela