Inicio Latinos en Canadá Melissa Ávila: “En el arte, el ser diferente es una virtud”

Melissa Ávila: “En el arte, el ser diferente es una virtud”

570
0
Melissa Ávila: “En el arte, el ser diferente es una virtud”
Fuente: Cortesía de Melissa Ávila

Melissa Fernanda Ávila Chávez, es bailarina y coreógrafa de danza contemporánea, su amor por el arte en movimiento, la impulsó a estudiar danza contemporánea en la Universidad de Calgary, carrera que está a punto de terminar.

La joven bailarina imparte clases de danza para la ciudad, de igual forma ha participado en filmes independientes de danza en Canadá y México.

Proveniente de Cuauhtémoc, Chihuahua, México, vivió sus primeros años en dicha ciudad conocida por la violencia, el narcotráfico y el crimen organizado, que se maneja en allí. Al cumplir doce años, su padres tomaron la decisión irse del país para buscar un mejor futuro para ella y sus hermanas.

Melissa Ávila
Cortesía de: Melissa Ávila

Pasión por la danza

Desde los siete años sabía que quería ser bailarina, le encantaba moverse y danzar en todo lugar donde se encontrara. “Siempre preferí bailar y hacer deporte a hacer cosas que una niña de mi edad haría como jugar a las muñecas o ir a fiestas”, recalcó Melissa.

De los 14 a los 17 años de edad, bailó para la compañía Alberta Dance Theatre; allí comenzó a vivir el mundo de la danza, desde una mirada mucho más profesional. “Ahí fue donde empecé a ver la danza de forma seria y supe que quería bailar por el resto de mi vida”, añadió.

La artista comentó que una de las personas que la empujó a iniciar sus estudios universitarios, fue la directora artística de la compañía Christie Preston. Asimismo, considera que la Universidad la ha ayudado a mejorar, ofreciéndole la oportunidad de trabajar con bailarines nacionales e internacionales, que han contribuido a su formación académica.

Melissa Ávila
Cortesía de: Melissa Ávila

Emigrante en Canadá

Comenzar de cero una vida en otro país fue complicado para Melissa, quien llegó a Canadá siendo una adolescente. Aunado a esto, no hablaba inglés, lo cual le dificultaba aún más la interacción con otros jóvenes de su edad.

Enfatizó que “no hablaba inglés, no tenía amigos, no tenía muchos recursos económicos y lo que sí tenía mucho, era frío”. Fue en ese momento donde la danza y el deporte le abrieron puertas y sirvieron como medio para desahogar sus problemas.

A través del trabajo de su madre consiguió la residencia permanente, aunque tardó en hacerse posible, ya que se presentaron algunos tropiezos. “En dos ocasiones nuestros papeles se perdieron antes de llegar a la embajada, y a mi papá le dio cáncer justo cuando teníamos que enviar nuestros exámenes médicos”, recordó Melissa sobre esa época de su vida.

Argumentó que “en el arte, el ser diferente es una virtud”, refiriéndose a su situación de emigrante, la cual fue una buena influencia en el ámbito artístico, debido a que podía transmitir interesantes e innovadoras fusiones culturales.

Poco a poco, pudo darse cuenta de que su sueño de ser bailarina profesional era posible en Canadá. Esto fue el motor que la impulsó a superar obstáculos en su camino y fortalecer su carrera profesional.

“Mis trabajos, coreografías, y películas se enfocan en gran medida en el racismo; en el sentirse solo, diferente, menos”, detalló sobre el aporte que da a la comunidad latina que hace vida en Canadá. Aseveró que su meta es que a través del arte se pueda dejar en vista el racismo, que es impuesto discretamente por la cultura canadiense.

Melissa Ávila
Cortesía de: Melissa Ávila

Inspiración y futuros proyectos

Para lo que resta de 2017, Melissa se enfocará a dirigir una pieza de danza un show llamado Dance Ninght, que será estrenado en el año 2018. Aunado a esto, bailará en los espectáculos Montage y Mianstage.

Su objetivo principal por ahora, es culminar sus estudios académicos en la Universidad de Calgary, con la meta de poder iniciar una maestría en danza contemporánea. A todos los emigrantes que quieren comenzar una nueva vida en Canadá, les recomienda seguir “sus sueños sin importar que digan los demás, y tener mucha fe en Dios”.

Melissa se define como una persona persistente, noble y activa, que impulsa su vida con el apoyo de su madre, su padre y sus abuelos maternos. Para finalizar, indicó que su vida se inspira en Dios, en su mamá y en la pasión que tiene por el baile, estos son los pilares de su presente y futuro.

Yazmin Juárez: Una artista latina, comprometida con el bienestar social

Comments

comments