Inicio Edmonton Problemas de salud mental en Fort McMurray persisten, más de 2 años...

Problemas de salud mental en Fort McMurray persisten, más de 2 años después de los incendios

100
0
Compartir
Problemas de salud mental en Fort McMurray persisten, más de 2 años después de los incendios

El inmenso incendio forestal que quemó Fort McMurray en 2016 puede haber afectado más que las casas de los residentes. Una investigación recientemente publicada sugiere que el fuego proyecta una sombra duradera sobre las vidas de muchos residentes que aún experimentan tasas elevadas de depresión y problemas relacionados con la salud mental.

“Ha habido un gran salto”, dijo Vincent Agyapong, psiquiatra y profesor de la Universidad de Alberta, cuyo artículo se publicó el sábado en el International Journal of Mental Health and Addictions.

Agyapong y sus colegas desarrollaron una amplia encuesta que incluía preguntas sobre la edad, el empleo, dónde se encontraban las personas antes del incendio, cuán expuestos estaban, cuántos medios seguían y su historia clínica.

El equipo recibió 486 respuestas completas. Los resultados reportados previamente encontraron que la tasa de trastorno por estrés postraumático probable fue de 12.8 por ciento, más de 10 veces la tasa normal de Alberta.

La investigación de Agyapong utilizó pruebas psiquiátricas estándar para concluir que el incendio se correlacionaba con un conjunto mucho más amplio de problemas.

La encuesta reveló que seis meses después de que las llamas atravesaran partes de la ciudad, casi el 15 por ciento de los encuestados sufría algún tipo de trastorno depresivo mayor. La tasa fue del 17 por ciento para las mujeres y del 10 por ciento para los hombres. La tasa promedio de Alberta es de 3.3 por ciento.

Los datos revelaron que las personas con síntomas de depresión tenían aproximadamente el doble de probabilidades de abusar de las drogas y el alcohol. Los resultados preliminares de estudios posteriores sugieren que los problemas persisten.

En noviembre de 2017, 18 meses después del incendio, los investigadores encuestaron a personas que visitaban un establecimiento de atención médica por cualquier motivo. Casi una cuarta parte de los encuestados cumplieron con los criterios para trastornos de ansiedad y más del 13 por ciento para el trastorno de estrés postraumático.

El estudio de Agyapong también analizó lo que mantenía a las personas resilientes y las protegía. El factor más importante que encontró fue el contacto humano y el apoyo.

“Aquellos que informaron que no recibieron apoyo tenían aproximadamente 13 veces más probabilidades de presentar un trastorno depresivo mayor en comparación con aquellos que informaron que recibieron altos niveles de apoyo” señala.

El apoyo emocional y social tan simple como una llamada telefónica era más importante que el apoyo material de los gobiernos o de la Cruz Roja, descubrió Agyapong. Incluso ayudó con la pérdida de una casa o negocio.

Alberta Health Services indica que ha habido más demanda de servicios de salud mental desde el incendio. La agencia ha respondido poniendo a disposición de la comunidad más consejeros y trabajadores de apoyo clínico.

Crisis de grava en Fort McMurray no parece tener una solución rápida

Comments

comments